La necesidad de tener un buen equipo

tener un buen equipo

Todo el mundo sabe que disponer de un buen equipo humano es lo que hace crecer a la empresa, incluso juntando gente con talento pertenecientes a distintos departamentos de la empresa con el objetivo de crear equipos multidisciplinares.

Behnam Tabrizi, profesor del departamento de Ciencias de la Administración e Ingeniería de la Universidad de Stanford, un experto reconocido en todo lo referente a la transformación organizacional y la ingeniería ha realizado un estudio en el que se demuestra que la mayoría de los equipos multi-departamentales no funcionan bien.

El estudio abarco 95 equipos correspondientes a 25 grandes empresas y los resultados fueron contundentes: el 75% de los equipos eran disfuncionales  y no se terminaban de alcanzar los objetivos marcados. Según Trabizi esto sucede porque los equipos fallan en tres de estos cinco puntos:

  1. No cumplir con el presupuesto previsto.
  2. Desvíos en los tiempos del calendario.
  3. Que no se respeten las especificaciones.
  4. Que no se satisfagan las expectativas del cliente.
  5. No mantener la alineación con los objetivos generales de la empresa.

Cabe destacar que el estudio demostró que los proyectos que tenían un fuerte liderazgo, tuvieron una tasa de éxito del 76%, mientras que los proyectos con liderazgo moderado o cuestionado, sólo tuvieron un 19% de éxito.

Pocos son los líderes organizacionales que saben como crear equipos que sean verdaderamente funcionales. Por tanto, si además le pedimos al líder que para determinado proyecto el grupo tiene que tener características multidepartamentales, la cosa se complica bastante. Un equipo significa que se reúne a personas con diferentes conjuntos de habilidades y variadas personalidades para trabajar hacia un objetivo común en tareas con diverso grado de complejidad.

Factores para tener un equipo de éxito

1. Tener en cuenta cuáles son las fortalezas de cada uno de los miembros
No todo el mundo podrá llevar a cabo todas las tareas con la misma efectividad. El líder debe conocer los puntos fuertes de cada miembro y fomentar su desarrollo y que se complementen unos con otros.

2. Fomentar la transparencia
Hay que dejar libertad de actuación a los miembros, pero que el liderazgo se note. Las cosas se hacen bien cuando se siente que uno cuenta, que es respetado por lo que hace y la responsabilidad que ejerce dentro del equipo. Pero el líder tiene que dejar muy claros los objetivos y normas del equipo y que todo se trate de manera abierta.

3. Aportar soluciones, no problemas
Los miembros del equipo deben acudir al líder cuando tengan problemas, pero no de forma sistemática. El líder debe formarles para que sean operativos y vayan a él con soluciones, no con problemas (o sólo con los que necesitan la colaboración de todo el equipo).

El líder debe hablar con sus miembros y ver dónde están teniendo dificultades para que no se conviertan en problemas. El líder tiene que orientar siempre la actuación de los equipos multidisciplinares en dirección hacia los objetivos, aunque deje abierta la escucha activa de ideas y sugerencias para la mejora, cuestión implícita en el buen liderazgo. Cuando surge por fin el problema, el líder no debe quedarse atrapado en “de quién es la culpa” o “por qué sucedió lo que finalmente ha sucedido”, sino debe dedicar tiempo a analizar y hablar con su gente para hacer un diagnóstico preciso, para poder dar respuesta inmediata al obstáculo que se ha puesto en su camino.

Carmen Sanz,  Comunicación  

comunicacion@forocapitalpymes.com

Foro Capital Pymes

SOLICITUD DE PARTICIPACIÓN EN FOROS DE INVERSIÓN BARCELONA Y MADRID

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.