De donde proviene la inversión de las pyme en España

Las pequeñas y medianas empresas sostienen, desde hace mucho tiempo, la economía española. El tejido empresarial en este país está integrado en su mayoría por organizaciones que no sobrepasan los 250-300 trabajadores. El pasado mes de junio de 2021, su cifra superaba los 2,9 millones. De ellas, la mayoría, un 73 %, pertenecen al sector servicios, mientras que la construcción aglutina un 11,3 %, el sector agrario un 9,4 % y la industria un 5,9 %.

En cuanto a su tamaño, la mayoría de la fuerza laboral se concentra en las micro y pequeñas empresas. Estos datos ponen de manifiesto la debilidad del empresariado español, más aún en un contexto de pandemia por COVID-19. De hecho, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que la crisis económica derivada de esta situación sanitaria ha aumentado en un 6 % el número de pymes insolventes, hasta colocarlo en un 16 %.

Necesidad de financiación de las pymes

En este contexto, más de un cuarto de la pequeña y mediana empresa española ha tenido que recurrir a financiación externa en los últimos seis meses. Esta relación aumenta cuando el foco se coloca en las que cuentan con menos de diez personas empleadas. Para este segmento empresarial, la proporción aumenta a más de un tercio, con un porcentaje del 35,4 %.

Foros de inversión

Son encuentros de inversores privados o entidades de financiación que se realizan de forma presencial y que buscan fomentar la inversión en la pyme, a través de préstamos y capital.

Ayudas y subvenciones públicas y privadas

Las administraciones públicas y muchas entidades privadas convocan ayudas anuales a las que pueden concurrir las pymes con un proyecto específico, ya sea de innovación, de creación de empleo, digitalización o con cualquier otra finalizada.

Incubadoras

Son herramientas útiles que captan inversiones para impulsar a los emprendedores con potencial de crecimiento y escalabilidad. Muchas empresas han tenido un importante impacto de negocio gracias a este tipo de organizaciones.

Líneas de crédito

El mercado proporciona en la actualidad diversas opciones de financiación empresarial. Algunas exigen a la organización cumplir una mayor cantidad de requisitos o estos son más rígidos. Otras, por el contrario, son más rápidas y sencillas de conseguir.

Préstamos bancarios

Otro de los recursos más habituales para obtener financiación empresarial es el préstamo bancario. Su número también se ha incrementado en el último medio año, algo que puede ser consecuencia de la coyuntura económica. El porcentaje de este tipo de soluciones de financiación con respecto al global es del 21,6 %. Hay opciones como préstamos circulantes, de inversión, líneas de descuento, confirming o pólizas de crédito.

Banco Europeo de Inversiones

La tarea de esta entidad se basa en impulsar el crecimiento del tejido empresarial, sobre todo de la pequeña y mediana empresa en la Unión Europea, a través de la financiación de proyectos a medio y largo plazo. También está el Convenio EaSI (Employment and Social Innovation), destinado a financiar a empresas de economía social.

Capital riesgo

Se destina, mayormente, a empresas que están en fase de puesta en marcha. Incluye capital semilla (seed capital) y capital de arranque o puesta en marcha (start up capital).

Leasing y factoring

La fórmula del arrendamiento financiero o leasing aumentó de manera rápida entre 2017 y 2018, hasta llegar a duplicarse en algunos años. Ha decrecido desde entonces, en porcentajes anuales que, algunos ejercicios, han superado el 7 %. Algo parecido le pasa al factoring, que supone la cesión de las facturas a la entidad para su cobro. Su uso es poco habitual y supone un porcentaje del 1,8 %.

Crédito P2P

Es un crédito entre dos particulares, que, en este caso va destinado a impulsar la actividad de una empresa en ciernes.

Créditos ICO

El Gobierno de España creó hace, aproximadamente, medio siglo, el denominado Instituto de Crédito Oficial (ICO) para fomentar la actividad económica de autónomos, empresas y otras organizaciones. En este contexto, desarrolló los créditos ICO para ayudar a esos negocios a expandirse o internacionalizarse. De esta manera, esta fórmula puede contribuir a escalar empresas, así como a financiar proyectos de organizaciones sin ánimo de lucro (ONG).

COFIDES

Es una sociedad mercantil del Estado que ofrece vías de financiación a medio y largo plazo que se destinan a proyectos privados viables de inversión en países emergentes o en desarrollo. Estos deben contribuir a generar riqueza y ser rentables, en los países donde se realizan y también en la economía española y sus empresas. Las inversiones se canalizan a través de dos fondos: FIEX Y FONPYME.

Ampliación de plazos de pago y crédito de proveedores

A todas las fuentes de financiación, también se unen el alargamiento de los plazos de pago de las deudas y el crédito a los proveedores.

En definitiva, las entidades que desean obtener financiación deben cumplir una serie de requisitos, como demostrar que son solventes y proporcionar una serie de garantías. Por otro lado, la mayoría de las inversiones en las pymes son destinadas a financiación de capital circulante, inversión en inmuebles, innovación y equipos y políticas de expansión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.