Alineamiento entre empresa e inversor, en el momento de la desinversión

La mesa redonda celebrada el pasado 2 de diciembre de 2020, tuvo como objetivo descubrir, de la mano de destacados inversores, la importancia del alineamiento entre empresa e inversor en el momento de la desinversión.

Es una realidad, que el ciclo de vida de una pyme está marcado por la búsqueda de financiación, especialmente si la empresa tiene proyectos de crecimiento, y cada vez más empresas recurren al Venture Capital para financiar su pyme.

Durante la sesión “Alineamiento entre empresa e inversor, en el momento de la desinversión”, tres destacados inversores en Capital Riesgo, miembros de la Red de inversores de foro capital pymes todos con mucha experiencia en inversiones en empresas y procesos de capitalización, y de perfiles muy distintos, debatieron acerca de la postura del inversor una vez realizada la inversión.

Participaron en el debate D. Borja Ballesté (Inveready), D. Mariano Colmenar (Fellow Funders) y D. Miguel K. Stobbs (Criteria Caixa). Moderó la mesa, Miquel Costa (Foro Capital Pymes).

La sesión va a versar, pues, sobre la cuarta etapa del proceso de inversión: el alineamiento entre empresa e inversor en el momento de la desinversión.

70 empresas participaron en la sesión. En la introducción Miquel Costa, que actuó de moderador, resumió las mesas redondas organizadas previamente a la sesión, dónde otros destacados inversores han debatido acerca de todo el proceso de la inversión en pymes analizando los aspectos más relevantes de la negociación de la inversión y el acompañamiento del inversor a la empresa participada.  

Borja Ballesté, Director de Inversiones de Inveready, uno de los principales fondos de capital riesgo a nivel nacional, explica que iniciaron su andadura con un fondo híbrido entre tecnología y life sciences y a medida que fue creciendo, se trataron más vehículos verticalizados entre los que destacan el fondo de tecnología, el fondo de life sciences y el fondo de venture debt, además del resto de fondos de inversión híbridos. Personalmente Borja lidera el fondo de tecnología, con 50 M€ para invertir en etapas seed (tickets entre 300 k y 1 M€) con foco de invertir en empresas altamente tecnológicas.

Mariano Colmenar, Socio Gerente de Fellow Funders, gestora boutique de mercados de capitales, explica que de alguna manera conectan lo que son mercados privados con mercados cotizados, con la misión de captar fondos para proyectos de inversión que normalmente están en fase más early y con ciertas métricas y también abarcando una amplia gama de pymes (en fase early en sectores de tecnología y biotecnología y también pymes con facturaciones de hasta 50 M€). El objetivo es acompañarlos en toda su fase de crecimiento.

Miguel Kenneth Stobs, Responsable de inversiones en Criteria Caixa, sociedad holding que gestiona el patrimonio de la fundación bancaria de la Caixa, y su misión fundamental es conseguir gestionar ese patrimonio de tal manera que pueda dotar presupuestariamente a la obra social que desarrolla la fundación bancaria. Criteria tiene 3 grandes ámbitos de actuación: ámbito de actuación en empresas cotizadas, ámbito de inversión en inmobiliario y un ámbito de inversión en no cotizadas (actividad de Capital Riesgo desde Caixa Capital Risc).

El debate ha centrado en torno a la relación entre empresa e inversor en el momento de la desinversión. En este sentido la primera pregunta que el moderador lanzó a la mesa fue:

– ¿En qué momento empieza el inversor a preparar la desinversión? 

Responde primero Borja, comentando que a menudo ellos piensan en la desinversión incluso antes de invertir, es decir cuando entran ya están pensando en la posible tesis de desinversión que tienen en la compañía. Como cada empresa tiene un ciclo de vida distinto, en el caso de las empresas que no van bien, focalizan en el acompañamiento para llevarlas a una estabilidad a nivel de caja y de EBITDA y llegado ese punto empiezan a buscar opciones de salida, y en el caso de las empresas que van bien, es muy complejo ya que hay muchos escenarios posibles. Lo más común es buscar la desinversión cuando se empiezan a agotar las vías de financiación que tenías previstas o cuando la tesis de desinversión inicial va dejando de ser factible.

Miguel por su parte, comenta que cuando una empresa abre su capital a inversores externos, desde el minuto uno de la negociación, ha de estar encima de la mesa un posible escenario de desinversión. Luego a lo largo del proceso de inversión y del recorrido de la empresa, la desinversión va evolucionando.

Mariano suscribe las palabras del resto de ponentes, afirmando que el éxit es un factor diferencial y fundamental de cara a la decisión en operaciones de inversión.

– ¿Cuáles son las distintas opciones de desinversión que hay en las empresas?

Mariano comenta que su formato ideal de desinversión, es a través de una salida puramente financiera. Aunque comenta que hay varias modalidades, destaca que es fundamental tener una hoja de ruta desde el principio.

Borja por su parte, comenta también que posibilidades hay muchas, pero en función cada empresa, hay más o menos vías para llevar a cabo el exit. Las salidas más típicas que se llevan a cabo básicamente son la venta estándar de una buena compañía o en el caso contrario la venta de sus activos.

Miguel en la misma línea, comenta que por su parte han tenido salidas vía MBO, Private Equity, salidas a mercado… aunque para él, la salida más natural dentro del ámbito industrial, y con las que presenta un mejor alineamiento con la empresa y los equipos directivos, son las salidas industriales, en las que las empresas son absorbidas por un gran industrial.

– ¿Exits multiplicado por 0, multiplicado por 1 o multiplicado por 10?

Según Miguel,  el por diez es lo raro, y entre el por 0 y el por 1 hay muchas. Todo lo que sea salir por encima de 1 es mejor, el retorno esperado por su parte siempre seria unas tires por encima del 20 o del 25, intentando llegar a un por 3, eso se considera un éxito. “Somos flexibles, pero habitualmente nos marcamos un horizonte de 5 años”.

Por su parte Borja, comentaba que a nivel de objetivos ellos tienen que aspirar a llegar a un por 10 en cada compañía que invierten, pero que evidentemente en muy pocas obtienen estos retornos. “Me cuesta mucho dar una definición de cuál es una salida exitosa a nivel individual, siempre lo miras mas a nivel porfolio. De hecho tiendo a opinar que para evaluar si una salida es buena o mala, muchas veces has de mirar el día antes de la desinversión.”

¿Cuándo hablamos de por 0, quiere decir que se ha perdido todo? En estos casos, la empresa puede seguir adelante o difícilmente podrá seguir con su actividad?

Borja comenta que para ellos, un por 0 es que se ha perdido todo.

Para Miguel, en general los por 0 son compañías que acaban en concurso de acreedores. “El por 0 es que se ha hundido el barco.”

Mariano por su parte pone énfasis en lo que comenta Borja anteriormente, el factor diversificación es fundamental. El horizonte de exits y los múltiplos mas o menos que son el objetivo de alguna manera varían mucho según el sector y la etapa en la que hayas entrado.

Antes de finalizar, el moderador pidió una frase de resumen a cada uno de los ponentes, a modo de conclusión de la mesa redonda. Nos quedamos con 3 titulares:

Mariano: “Fortalezcamos el capital privado como vía de financiación alternativa y dejémosle convivir con el mundo del capital público que tiene un gran potencial de crecimiento.”

Borja: “La gestión eficiente del capital alinea intereses de cara a un exit.”

Miguel: “La desinversión se prepara desde el inicio de la inversión y para llevarlo a cabo con éxito, todas las partes que están involucradas deben ser adaptables.”

El mensaje de nuestros ponentes es claro: El buen alineamiento entre empresa e inversor en el momento de la desinversión es es lo que produce el éxito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.