Informe KPMG: financiar el crecimiento de la empresa familiar

Un reciente estudio de KPMG, analiza como los inversores particulares con elevados patrimonios se posicionan cada vez más como fuente de financiación de las empresas. En el prólogo el informe indica: “Los grandes patrimonios pueden no sólo proporcionar una fuente de financiación, sino que también pueden proporcionar ideas que pueden beneficiar a la empresa más allá de la financiación”, previamente se ha concretado los dos aspectos fundamentales en que se mueve la empresa familiar:

– Necesidad de crecer sin operder el control de la sociedad

– Necesidad de acceder a una financiación que asegure este crecimiento

– Desconocimiento de la importancia de la influencia externa y el valor de los consejos independientes

Es evidente que el mantenimiento del control por parte de la familia puede llevar a la limitación en las opciones de financiación. Es ahí dónde los inversores individuales están jugando un papel muy importante para facilitar esta financiación del crecimiento permitiendo el control del negocio por parte de la familia.

El informe explora la relación entre la empresa familiar y los grandes patrimonios y describe cómo la brecha se puede salvar entre los dos grupos para producir una relación duradera y productiva. Según los expertos de KPMG, hay consideraciones clave para buscar eficazmente, consolidar y mantener una relación productiva entre los grandes patrimonios y las empresas familiares. A pesar de estos desafíos, las empresas familiares y grandes patrimonios pueden ser excelentes socios comerciales.

Los inversores particulares :

– Generalmente auto-gestionan una buena parte de sus inversiones

– Buscan inversiones con riesgos razonables i retornos razonables. Se centran en la revalorización del capital a largo plazo; ambas características se encuentran en la inversión en empresas familiares. Lo que más asusta son los conflictos entre los miembros de la familia.

En resumen el informe indica las ocho claves para buscar eficazmente, consolidar y mantener una relación productiva con los inversores:

 

 

  1. Tener un diálogo abierto con los grandes patrimonios. Muchas empresas familiares considerarían ofrecer una participación a los inversores de grandes patrimonios, manteniendo el control. Los grandes patrimonios a menudo buscan obtener una participación que les otorgue el control. Sin embargo, existen mecanismos que pueden ser diseñados por ambas partes como la capacidad de intervenir y contribuir manteniendo la independencia en las decisiones estratégicas.
  2. Dedicar tiempo a construir y ampliar tu red de contactos. Encontrar el socio comercial idóneo puede convertirse en una difícil tarea si no se cuenta con una buena red de contactos. Con mejores redes y conexiones, las empresas familiares aumentarán sus posibilidades de encontrar a la pareja adecuada para su negocio.
  3. Reconocer los horizontes a largo plazo comunes a la mayoría de los grandes patrimonios.  La sostenibilidad de la empresa en el largo plazo es fundamental para atraer a grandes patrimonios, que aprecian la inversión personal y la participación que los miembros de la familia tienen en el negocio. Su importancia para la familia les ofrece seguridad y les anima a invertir.
  4. Destacar los beneficios tangibles de invertir en su negocio. A la hora de invertir, los grandes patrimonios priorizan los factores tangibles, es por ello que las empresas deben mostrarse atractivas en términos de rentabilidad, crecimiento orgánico y gestión en el largo plazo.
  5. Demostrar que la empresa da la bienvenida a consejos externos. Muchas empresas familiares reconocen la importancia de la influencia externa y el valor de los consejeros independientes. Además, más allá de proporcionar financiación, los grandes patrimonios también pueden aportar ideas que beneficien a la empresa.
  6. Asegurarse que existen estructuras de buen gobierno en marcha. El motivo principal que podría disuadir a los grandes patrimonios de invertir en empresas familiares es la posibilidad de un conflicto entre los miembros de la familia. Para disipar estas preocupaciones es necesario contar con estructuras de gobierno correctas, como un comité profesional e independiente de los ejecutivos y líneas claras de control.
  7. Considerar  la posibilidad de ofrecer un puesto en el comité. La idea de tener una participación en el comité de las empresas familiares resulta muy atractiva para los grandes patrimonios. Los negocios familiares deben considerar esta opción, pues ellos mismos podrán definir el alcance de su participación, sin arriesgarse a perder el carácter independiente de su empresa.
  8. Mantenerlo a nivel personal. Los grandes patrimonios valoran el toque personal de sus inversiones en empresas familiares. Así, los gestores del negocio deben mantener y promover el buen contacto regular con sus socios.

Fuente: Informe KPMG “Financing Family Business growth through individual investors”  –  ver informe completo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies