Empresario, ¿loco o visionario?

Pasado

Estas líneas van dedicadas a todas las familias que deciden embarcarse en una aventura empresarial. Y hablo de familia en el sentido amplio porque, por mucho que el empresario sea en muchas ocasiones únicamente una persona, nunca está solo en su periplo. Ya sean familiares, amigos íntimos o colaboradores leales, uno solo siempre conseguirá el éxito a medias.

Cuántas veces me habrán llamado loco; ya he perdido la cuenta. En plena crisis y embarcarnos en la creación de una empresa, para más inri en el sector industrial. La perseverancia ha sido un factor muy importante, pero casi tanto o más han sido el apoyo y la comprensión de los míos.

Los comienzos, no nos vamos a engañar, no fueron fáciles. La implicación ha sido total en todos los aspectos de la vida, no sólo por mi parte, sino por la de mi familia. Nos hemos dejado la piel y las canas han aflorado con mayor rapidez de la esperada, pero el resultado merece la pena.

Presente

Soy de los que opinan que un emprendedor industrial en el fondo es un romántico. Uno no levanta una fábrica para hacerse rico y retirarse a los sesenta años, que no estaría nada mal, sino que su sueño es disfrutar con su trabajo a pesar de todos los obstáculos y, en mi caso pesa mucho ese objetivo, generar empleo y contribuir con el motor económico del país.

Aún me asombro al pensar que empezamos con un capital social de 3001 euros a finales de 2009 y ahora ya somos treinta personas trabajando, tenemos cinco mil metros cuadrados de fábrica y casi mil de oficinas.

Destino inversión: Ampliación planta Miranda de Ebro (Burgos)

La credibilidad ante los clientes, los proveedores y los bancos hemos tenido que ganárnosla a pulso. Algunos pocos se han quedado en el camino y otros nos han brindado su apoyo y una gran lealtad , sin lo cual esta empresa no habría llegado a buen puerto. Ellos ahora también forman parte de esta gran familia.

La financiación ha sido la asignatura más dura, con muchos obstáculos y pocas satisfacciones. No estamos en un país con tradición de búsqueda de inversores, y la decisión de hacerlo llegó en el momento justo para nosotros. Medio año después de haber conseguido la entrada a la empresa de un fuerte inversor, y con el apoyo desde los comienzos de nuestro socio inicial, la lectura es mucho más positiva que hace unos meses. ¡Estamos en continuo crecimiento!

Futuro

Eso no significa que uno pueda relajarse, al contrario, más que nunca hay que dar buenos resultados y luchar por el proyecto. Para nosotros ha supuesto un espaldarazo, más fuerza para seguir y demostrar que una nueva manera de hacer las cosas se está cociendo en este país y todos vamos a salir beneficiados de ello: rondas de inversión, sinergias entre las empresas, implicación máxima del capital humano, todo suma. ¿Alguien más se anima?

 

José Ángel González Arias

Director General y socio fundador de STinser, Suministros Integrales del Acero, S.L.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies