El préstamo participativo: una alternativa de financiación

Uno de los principales problemas que tienen las empresas es el acceso a financiación para sus proyectos de crecimiento. Una vez que se han agotado las opciones para incrementar los recursos propios de la empresa, plantearse acudir a financiación ajena tradicional puede resultar a un coste muy elevado. Por otra parte, no todas las empresas se ven atraídas por la opción de inversores en capital que acceden a la gestión de la propia empresa.

Entre estas dos alternativas, o como un complemento a las mismas, surge le préstamo participativo, diseñado para las PYMES en fase de crecimiento o expansión.

¿Qué características tiene?

  • La remuneración a percibir por el inversor se vincula a la evolución de la actividad de la empresa. Es decir, el interés es variable.
  • El préstamo tiene consideración de préstamo subordinado, situándose detrás de los acreedores comunes
  • La amortización anticipada sólo es posible si el importe amortizado se compensa con una ampliación de capital de igual cuantía a los fondos propios de la empresa
  • Los intereses devengados son deducibles en la base imponible del Impuesto de Sociedades de la CompañíaPréstamos-900x506

Ventajas para la empresa

  • Frente a una ampliación de capital, supone evitar la participación de terceros en la gestión de la misma
  • Frente a la financiación externa tradicional, el pago de intereses está vinculado a la evolución de la actividad de la empresa
  • Es deducible fiscalmente
  • Suelen tener unos plazos de amortización y carencia más elevados
  • Evita la dilución excesiva en operaciones en las que es difícil defender una valoración alta de la empresa

Ventajas para el inversor

  • Se trata de rendimientos periódicos
  • Es más fácil desinvertir
  • Complementa la aportación que se realice en capital ofreciendo mayor flexibilidad

El préstamo participativo se ha convertido en una vía de financiación alternativa y complementaria a la ampliación de capital. De esta forma podemos inyectar dinero en la empresa; por un lado, ampliando los recursos propios (a través de la ampliación de capital que supone, además, la colaboración en la empresa de inversores expertos) y, por otro, con un préstamo participativo que diluye la pérdida de control de la propiedad de la empresa. La combinación beneficia a empresa e inversor tanto en la firma de la operación como por la flexibilidad que ofrece en el desarrollo de la operación de financiación de la empresa.

Carmen Sanz,  Comunicación  

comunicacion@forocapitalpymes.com

 SOLICITUD DE PARTICIPACIÓN EN FOROS DE INVERSIÓN BARCELONA Y MADRID

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies