Crecer, competir, ganar

Crecer: (del Latín crescere)  intr.  Dicho de una cosa: Recibir aumento por añadírsele nueva materia.

Es interesante ver cómo el significado de las palabras nos lleva a entender lo que realmente queremos decir cuando las utilizamos.

La empresa crece cuando es capaz de añadir nueva materia, es decir, nuevas instalaciones, nuevos equipos humanos, nuevos mercados, nuevas facturaciones, nuevos beneficios, … Cada empresa, cada organización, procura aquella materia más adecuada en función de sus necesidades sabedora, a cada paso, que está poniendo los cimientos para el siguiente; me decía un buen empresario: “en mi empresa siempre ha sucedido lo que yo quería que sucediese” , este es el camino crecer pero de una manera premeditada y ordenada, es decir, decidiendo por nosotros mismos cuál va a ser el futuro de nuestra organización. Esta recorrido es el que debe llevar a la empresa a poder competir adecuadamente.

Competir: (del Latín Competere)  intr.  Dicho de dos o más personas: Contender entre sí, aspirando unas y otras con empeño a una misma cosa.

Es el objetivo de toda empresa, contender (pugnar, combatir) con empeño para conquistar tecnologías, mercados, … es decir uno o varios territorios. Sin embargo, a la larga solamente algunos logran vencer (o convivir) con su competencia y sobrevivir en el mundo de los negocios. Mercados cada vez más exigentes, globalización, nuevas tecnologías y técnicas de producción, nuevos métodos y sistemas de pago, importación de nuevos productos, … ponen las cosas muy difíciles a la mayoría de empresas y especialmente a las PYMES.

Competir, nos hace mejores. Todos necesitamos competidores para hacernos más fuertes y el objetivo está siempre en ganar.

Ganar: ((Quizá del gót. *ganan, codiciar, infl. por el germ. *waidanjan, cosechar)   tr. Aventajar, exceder a alguien en algo.

Efectivamente, la empresa gana cuando aventaja al resto de competidores y excede del punto al que ellos han llegado. La influencia etimológica germana de cosechar nos viene muy bien, porque la empresa gana cuando cosecha los frutos de su labor y para la empresa sólo se puede hablar de ganar cuando se produce esta “cosecha”, cualquier otra opción carecería de sentido. El objetivo de todo proyecto empresarial debe ser recoger estos frutos que no deberán ser sólo en forma de beneficios o dividendos para sus accionistas sino que deberán favorecer al mismo tiempo a empleados, entorno Social y económico, Administraciones y todo el ecosistema alrededor de la empresa: No todo vale para ganar sino, al contrario, hacerlo con respeto a los demás y al entorno y favoreciéndolos es cuando la cosecha es realmente satisfactoria

Crecer, competir y ganar , es decir, aumentar en tamaño y pugnar con los competidores para excederles y cosechar nosotros los frutos; todo esto sin olvidar que no por ello los comportamientos no deben estar orientados por valores. Esta debería ser la tarea de toda empresa, y si se hacen bien las cosas seguro que sucederá  lo que queramos que suceda y que la cosecha será gratificante para todos.

Miquel Costa Planas, Presidente de foro capital pymes                  mcosta@forocapitalpymes.com 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies