A crecer, que el tamaño sí que importa

Para competir es preciso mantener un ritmo sostenido de crecimiento. Para ello –primero- hemos de crecer rápidamente hasta alcanzar una dimensión mínima de seguridad, que varía con cada sector de actividad y evoluciona con el tiempo.

La dimensión media de las empresas en España es insuficiente, está por debajo de la media de la UE-15 y es una de las menores de Europa, circunstancia que está detrás de la prolongación de la crisis y que impide mejores expectativas de actividad y empleo.

Qué aporta la dimensión?

Una adecuada dimensión permite a la empresa el correcto acceso a:

.-Innovación:Hay consenso en señalar que la innovación, en sentido amplio, es uno de los factores principales de competitividad de las empresas.

En general los estudios coinciden en señalar que una probabilidad de innovar se asocia a una mayor dimensión empresarial, si bien con menor intensidad innovadora y con también menor productividad de las innovaciones

.- Internacionalización:Las empresas de mayor tamaño presentan una probabilidad mayor de exportar y, especialmente, de realizar operaciones de inversión extranjera directa- IED- en el exterior.

La internacionalización es un factor clave en la competitividad de las empresas y cuánto mayor es su dimensión, más ventajas tiene en este proceso de internacionalización, clave en la crisis actual.

.- Financiación:Las empresas de menor dimensión empresarial encuentran mayores restricciones de financiación.

En las PYME, la política de endeudamiento parece adaptarse bien a la “teoría del orden jerárquico de la financiación” (The Pecking Order Theory,  Myers & Majluf, 1984) que establece una ordenación a la hora de obtener financiación para nuevas inversiones. Esta jerarquía consiste básicamente en que las empresas optan preferentemente por la financiación interna, es decir, beneficios retenidos y amortización y, en caso de tener que recurrir a financiación externa, optan por deuda en primer lugar y solo en último lugar por ampliaciones de capital.

La “teoría” señala que en un “mercado perfecto” todos los participantes tienen el mismo grado de información; es una teoría ideal porque los mercados financieros presentan imperfecciones que inciden en su buen funcionamiento y que condicionan el acceso a la financiación de los solicitantes de fondos (Fazzari y Althey, 1987).

Una de las principales imperfecciones del mercado de capitales que afecta a las decisiones de financiación es la asimetría de la información (Cazorla 2004), que consiste en que los suministradores de recursos financieros –accionistas, prestamistas y acreedores- tienen menos información que la empresa y el empresario sobre las características del proyecto a financiar.

La existencia de información asimétrica conduce a un problema de selección adversa y de riesgo moral. Cuando el riesgo percibido por el prestamista es elevado, tiende a exigir mayores garantías y a elevar el costo financiero. Y, finalmente en algunos casos, los prestamistas no están dispuestos a conceder el financiamiento y deniegan el crédito (Stiglitz y Weiss, 1981; Stiglizt, 1988).

Las PyMES por sus rasgos característicos normalmente presentan problemas para conseguir crédito; de ahí que este tipo de empresas presente una mayor limitación de crédito.

.- Profesionalización de los equipos directivos:Al amparo de la dimensión, suelen conformarse estructuras organizativas más sólidas que aseguran el futuro de la empresa y le facilitan el camino hacia la innovación, la internacionalización y el acceso a más y mejores fuentes de financiación.

Cómo se puede crecer?

El promedio de facturación de las PYMES españolas es de 2 millones de €uros mientras que las alemanas o francesas facturan -de media- unos €30 millones. Nuestras empresas necesitan crecer hasta una dimensión mínima: el tamaño sí importa para poder competir con garantías.

Más allá del crecimiento orgánico existen otras opciones de crecimiento que facilitan el cash flow: el crecimiento vía Fusiones y Adquisiciones (F&A).

Las Fusiones y Adquisiciones de Empresas, también conocidas por su acrónimo en inglés “M&A” (“Mergers & Acquisitions”) se refieren a las posibilidades de compraventa de activos entre compañías.

La decisión de realizar una fusión o una adquisición es una decisión de tipo económico y financiero que conlleva, específicamente, una decisión de inversión.

Fusión: Una fusión es la unión de dos o más personas jurídicamente independientes que deciden juntar sus patrimonios   y formar una tercera, una nueva sociedad.images

   Absorción.– Si una de las sociedades fusionarias absorbe el patrimonio de las restantes, estamos   frente a una fusión por absorción.

   Adquisición: Una adquisición consiste en la compra por parte de una persona jurídica del paquete accionario de control de otra sociedad, sin fusión de sus patrimonios.

Las fusiones y adquisiciones están motivadas por diferentes objetivos que definen a dos distintos tipos de compradores:

Compradores Estratégicos: Se denomina compradores estratégicos a aquellos que desarrollan sus actividades en un sector determinado y tratan de permanecer y consolidarse en ese mercado.

Compradores Financieros o Capital de inversión: Se caracterizan por adquirir la totalidad o una participación del capital de una empresa con el objetivo de mejorar su rendimiento para incrementar su valor y vender luego a un precio superior. En este tipo de operación, antes de realizar una compra, es fundamental saber de qué forma se puede salir del negocio (vender), siendo ésta la principal diferencia con los compradores estratégicos.

Estos diferentes objetivos tienen en común la necesidad de agregar valor a la empresa adquirida. Las fusiones y adquisiciones son una buena alternativa para crecer cuando el valor de mercado de la empresa combinada resultante pueda ser mayor que el valor de las dos sociedades consideradas independientemente.

Las dos vías de Crecimiento comentadas (orgánica y por M&A), no tienen por qué darse de forma aislada; generalmente el óptimo crecimiento se obtiene mediante una correcta combinación de ambas.

Independientemente del camino escogido, habrá que valorar dónde está la mayor creación de valor para los accionistas, sin olvidar la Responsabilidad Social de la empresa.

Miquel Costa Planas, Director de foro capital pymes  –    mcosta@forocapitalpymes.com

Con la colaboración de

  Manuel Marin, profesor asociado del Dept. de Política de Empresa y Coordinadordel Centro de Emprendedores de EADA    – mmarin@eada.edu

Miquel Costa Planas, Director de foro capital pymes  –     mcosta@forocapitalpymes.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies